Bienvenidos al club: una respuesta a Sami Nair

Iván de la Nuez

He leído, con perplejidad, el artículo de Sami Nair “Izquierda latinoamericana y revolución árabe”, donde el autor la emprende contra sus correligionarios del otro lado del Atlántico que han renegado de la primavera árabe. Una visión que le parece “desoladora”, además de considerar que está basada en “errores muy graves”.

Los argumentos latinoamericanos para negar esos movimientos populares van desde la negación de su carácter revolucionario hasta la crítica a su conducta violenta. Desde considerarlos proimperialistas, dada la presencia de la OTAN en algún caso, hasta definirlos como ingenuos.

El autor del artículo, además, no sólo se expresa en su nombre, sino que hace extensivo el disgusto a otros intelectuales de la izquierda europea, como Ignacio Ramonet, Santiago Alba Rico o Bernard Cassen.

Me gustaría recordarle al estimado Sami Nair, que lo que a él le parece nuevo –sean críticas “constructivas” o directamente calumnias-, no es otra cosa que el viejo repertorio que algunos de esos intelectuales europeos, ”asombrados” hoy, ha utilizado contra la izquierda latinoamericana que, en su momento, puso bajo sospecha a sus Gadafis tropicales.

“Gusanos”, “proimperialistas”, “agentes de la CIA” y, por supuesto, el despojo de cualquier pertenencia a la izquierda. Así habló una parte de esa izquierda europea que hoy ha recibido la misma medicina que en su día repartió a espuertas. ¡Bienvenidos al club!

(*) Publicado en El País, en la sección «Cartas al director». La imagen es una pieza de Rogelio López Cuenca.

Share